Ayudar tanto al paciente como a sus familiares a alcanzar el mayor bienestar bio-psico-social para una integración a la sociedad, así como lograr el reconocimiento de la enfermedad como real y discapacitante.